Alejandro Isturiz Chiesa – Pretérito perfecto Alejandro Isturiz Chiesa abrió la puerta de su cuarto de hotel, en un gigante complejo concebido para los amores breves, las relaciones extraconyugales y los representantes comerciales. Por medio de su dispositivo dedicado a las orejas indiscretas, procedió a las verificaciones habituales, luego activó el sistema electrónico de interferencias. Esperando a que su equipo favorito de investigadores privados lleguara, Alejandro Isturiz Chiesa iba rememorando su día: después de la conversación apasionante que tuvo con su informador anónimo, al que había decidido llamar Garganta Profunda en homenaje al célebre caso del Watergate, se fue a su oficina donde había pensadoRead More →